Inicio


Mercados eficientes

Comparte esta Pagina!

Se le conoce como un mercado eficiente a aquel en el que la distribución de bienes y servicios entre compradores y vendedores es ideal. El caso perfecto es aquel en el que la colocación de bienes logra satisfacer la demanda en todo momento. Los mercados ideales no existen, sin embargo siempre se busca que por lo menos sean eficientes.

Un mercado ineficiente es aquel en el que la distribución no es la adecuada y puede provocar que haya escasez de determinados bienes y servicios, o que los precios de éstos no obedezcan de forma adecuada a la demanda.

Algunas de las razones por las que un mercado se vuelve ineficiente incluyen el desabasto por parte de proveedores. Por ejemplo, ante una sequía suele haber escasez de ciertas frutas, y es entonces que su calidad baja, su precio aumenta y la demanda no puede ser satisfecha.

Existen otros factores que vuelven deficientes a los mercados, el más claro son los monopolios y los oligopolios. Cuando una empresa controla la totalidad del suministro de un bien o servicio, cuenta con la libertad de alterar el precio a su gusto, lo cual vuelve el mercado ineficiente e injusto. Es por esta razón que en casi todos los países se prohíben las prácticas monopolísticas.