Inicio


presupuesto

Cuentas de auditoria

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Auditoría de cuentas a cobrar

Los objetivos de una auditoría de cuenta son distintos, estos son:

Verificar que los saldos de las cuentas son los correctos, es decir, que existen y que representan adeudos del banco con terceros y que el dinero se encuentra colocado en las cuentas como debe de ser.

Si los saldos se encuentran libres de cobros o gravámenes, en caso de haber cobro de impuestos se emite una orden para realizar los correspondientes.

Si el monto de ingresos y egresos de la institución se pueden ver reflejados en el dinero depositado y pagado de cuentas bancarias.

Si las cuentas por cobrar se encuentran correctamente descritas y esta información aparece reportada en los estados financieros.

Suena a un proceso de mucha información, pero en la práctica son auditorías sencillas, el objetivo final de una auditoría de cuenta es corroborar el correcto funcionamiento de un banco (u alguna empresa) al poder verificar que se encuentra todo el dinero que debería estar dentro de la institución y en su caja.

Guardado en: finanzas, presupuesto

Auditoria interna

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Una auditoría interna se define como “una actividad independiente y objetiva de aseguramiento y consulta” (Instituto de Auditores Internos), la definición continua señalando que los objetivos son agregar valor y mejorar las operaciones de una empresa.  Se trata de una herramienta que ayuda a cumplir los objetivos de la empresa aportando un enfoque sistemático el cual evalúa y mejora los procesos dentro de la empresa: riesgos, control y administración.

El objetivo principal de una auditoría interna es ayudar a la gerencia al cumplimiento de sus funciones y responsabilidades, las cuales quedan señaladas en los objetivos de la empresa. Esto lo logra a través de un estudio objetivo, cualitativo y cuantitativo sobre los procesos de la empresa, y junto con esto, un conjunto de recomendaciones sobre cómo podrían mejorarse éstas operaciones.

Una auditoría interna es más rápido que una auditoría externa y el trabajo son más simplificados. Los pasos de una auditoría interna son:

Dirigir la investigación siguiente las políticas y procedimientos de la empresa. Averiguar el grado en el que se cumplen los planes y evaluar la estabilidad y suficiencia de los controles operativos, contables y financieros.

Preparar un informe el cual señale los puntos buenos y malos del estudio, haciendo énfasis en las irregularidades detectadas y dando recomendaciones sobre cómo resolverlas.

Guardado en: empresas, presupuesto

Auditoria contable

Comparte esta Imágen! 1 Comentario »

Se le conoce como auditoría contable aun estudio sistemático sobre los estados financieros y operativos de una empresa con el propósito de compararlos con los reportes contables de una empresa. La idea es poder corroborar que la información es la correcta.

Por otro lado las auditorías pueden servir para verificar el cumplimiento de las políticas fijadas por la gerencia, además del cumplimiento de normas legales o aceptadas dentro de la empresa. Entonces podemos decir que una auditoría garantiza la exactitud y la autenticidad de los datos reportados en estados financieros y otros documentos de la misma índole.

Las auditorías se pueden realizar dentro de la empresa por parte del departamento contable, en cuyo caso se le considera una auditoría interna; o bien, pueden ser contratadas o mandadas a hacer por cuestiones legales por un organismo externo, y en cuyo caso se le denomina una auditoría externa.

Debido a la magnitud de información que se requiere para hacer una auditoría, los despachos de auditorías suelen ser grandes y tomar un tiempo considerable, aunque en realidad la información con la que se trabaja y el estudio que se realiza son en esencia sencillos.

Finalmente una auditoría puede ayudar a detectar áreas de oportunidad dentro de una empresa, y a raíz de ellas tomar decisiones que ayuden a mejorar los procesos de la compañía.

Guardado en: bancos, presupuesto

Activo inmobilizado

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Un activo inmovilizado (también llamado fixed asset en inglés) es un concepto empleado en cuestiones de contabilidad el cual hace referencia a todos los componentes del patrimonio de una empresa en su activo, los cuales son permanentes y que no se planea su venta.

Se trata de activos con valor la empresa los cuales poseen poca liquidez, lo que significa que no se pueden “convertir” en dinero rápidamente. Se trata de lo opuesto a los activos corrientes los cuales poseen una alta liquidez.

Los activos inmovilizados se puede a su vez clasificar en dos categorías:

Activo inmovilizado inmaterial. El cual está compuesto por bienes intangibles, y derechos los cuales posea la empresa (deudas a su favor). Es importante remarcar que son bienes duraderos y se emplean para el proceso de producción de la empresa.

Activo inmovilizado material. El cual está compuesto por bienes tangibles, tanto muebles como inmuebles. Compuesto principalmente por la infraestructura con la cual se provee un bien o servicio.

Guardado en: empresas, presupuesto