Inicio


prestamos

Prestamos economicos

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Préstamos económicos

Se entiende como préstamo, a la actividad que ejercen bancos, entidades financieras o bien personas físicas en las que prestan dinero a otra entidad con el propósito de ayudarla a realizar una compra. El dinero después se devuelve con un añadido que se pacta al momento de realizar el préstamo.

Los préstamos hoy en día son muy comunes, y en ocasiones los podemos adquirir en cuestión de minutos a través de las tarjetas de crédito. Dependiendo del tipo de préstamo que solicitemos, o el propósito del préstamo, estos se pueden clasificar de diferentes maneras:

Préstamos personales. En donde se otorga dinero a una persona física, no se especifica para qué está destinado el dinero.

Préstamos educativos. Con el propósito de pagar la educación del beneficiario, usualmente el dinero se otorga directamente a la institución educativa.

Préstamos hipotecarios. Con el propósito de que una persona pueda adquirir un bien inmueble como puede ser una casa, un departamento, un terreno o una nave industrial. Usualmente costean un % del valor de total de inmueble.

Préstamo prendario. Con el propósito de que una persona pueda adquirir un bien mueble, como puede ser un automóvil.

Estos son sólo algunos tipos de préstamos, en la práctica existen muchos más, como pueden ser los préstamos para fomento de PYMEs, microcréditos, entre otros.

Guardado en: prestamos

Prestamos personales

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Préstamos personales

Un préstamo personal es un tipo de crédito en el que una institución financiera da una cantidad determinada de dinero a un cliente con el fin de que este pueda adquirir un bien mayor, posterior a ello el préstamo se debe de pagar en un plazo determinado además de una suma agregada que se determina en base a los intereses (6 meses suele ser el periodo mínimo, pudiendo ser de hasta 10 años por lo general).

Los préstamos personales son una herramienta de uso extensivo para adquirir bienes de alto valor como pueden ser casas, terrenos, automóviles, o en ocasiones pagar servicios de alto valor como pueden ser las colegiaturas de universidad.

Los bancos y las agencias financieras ofrecen créditos para todo tipo de personas, pero es importante no aceptar el primer crédito que se nos ofrezca sin antes consultar otras opciones.

¿Qué debemos saber sobre el préstamo personal?

Lo primero que uno debe observar es cuánto es lo que terminará pagando. Esto depende de diferentes factores, entre ellos, el monto el cual se solicite, la tasa de interés y finalmente el tipo de crédito que se solicite.

De forma general podemos afirmar que entre mayor sea el lapso de tiempo para pagar el préstamo, mayor será lo que tendremos que pagar al final de cuentas. Si escogiésemos un préstamo a 10 años por una cantidad determinada, es muy probable que al final paguemos más del doble de lo que solicitamos en un principio.

Otro factor importante es el pago mínimo por mes. Debemos asegurarnos que este no sobrepase nuestras necesidades, ya que es dinero del cual no podremos prescindir durante el tiempo que dure el préstamo.

Finalmente, la tasa de interés. Esta suele variar conforme el tiempo, pero lo ideal es buscar una tasa baja.

Guardado en: prestamos

Contratacion hipotecaria

Comparte esta Imágen! 1 Comentario »

Contratación de hipoteca

Al momento de buscar una hipoteca, es importante tener en cuenta cuáles son nuestras posibilidades económicas a largo plazo, si bien el préstamo que realice el banco está garantizado en el propio valor de la propiedad que adquiramos, sería muy decepcionante tener que vender al banco la propiedad que originalmente teníamos contemplado comprar.

¿Qué factores hay que considerar?

Los factores a considerar antes de adquirir un crédito hipotecario son diversos, a continuación te explicamos a detalle algunos de ellos.

Período de hipoteca. Será el tiempo durante el cual se deberá de pagar el préstamo. Por lo general los préstamos hipotecarios son a largo plazo y estamos hablando de una media de 10 años, pudiendo ser incluso de mucho más. Es importante tener en cuenta que entre menor sea el tiempo del préstamo, menos será lo que tengamos que pagar “extra”.

Tipo de interés. Existen dos tipos de tasa de interés principalmente: fija y variable. El primer caso es recomendable en la mayor parte de los créditos hipotecarios debido a que por lo prolongado que serán los préstamos, es difícil saber si las tasas de interés aumentarán rápidamente en un futuro medio.

Monto de la hipoteca. Finalmente el monto que solicitaremos es un factor crucial, éste sólo podrá ser otorgado si el banco considera que tenemos la posibilidad económica de pagarlo en el plazo acordado. Adicionalmente, entre mayor sea el monto de la hipoteca, más grandes serán los pagos de la misma.

Cuota mensual. Este se fijará en base al monto del préstamo y el período del mismo. Es una característica crucial ya que en ella basaremos si podemos pedir más, o necesitaremos buscar un préstamo que se acerque más a nuestro poder económico.

Guardado en: hipotecas, prestamos

Hipotecas en general

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

¿Qué es una hipoteca?

Una hipoteca es un mecanismo para garantizar que un préstamo será pagado. Este consiste en garantizar el préstamo bajo una propiedad inmobiliario, la cual puede ser tomada por la entidad financiera en caso de haber incumplimiento de pagos.

En muchas ocasiones, los bancos otorgan préstamos hipotecarios en los cuales facilitan dinero para que personas físicas adquieran bienes inmuebles, una vez entregada la propiedad esta queda hipotecada hasta que se pague el préstamo hipotecario.

Este tipo de préstamos se ha considerado como uno de los principales detonantes de las recientes crisis (Burbujas inmobiliarias). Esto viene a suceder cuando las tasas de interés son variables y ante una crisis se disparan, provocando que no se pueda continuar pagando los intereses y que acto seguido el Banco tenga que tomar la propiedad.

La tasa de interés para préstamos hipotecarios tiende a variar rápidamente en tiempos de crisis, a partir de las recientes crisis hipotecarias, muchas personas han optado pro préstamos de tasa fija, los cuales mantienen la misma tasa sin importar la situación económica.

Guardado en: hipotecas, prestamos