Inicio


credito

Creditos revocables

Comparte esta Imágen! 1 Comentario »

Un crédito revocable (revocable letter of credit) es un crédito el cual puede ser anulado en cualquier momento, siempre que se cumplan los requisitos del banco emisor. Por lo general la mayor parte de los créditos son revocables en el periodo entre su apertura y previo a que utilicen. Es importante señalar que los créditos sólo se pueden anular en caso de que no se haya hecho uso del mismo, no haber adquirido mercancías ni haber pagado servicios.

En algunos casos, un crédito también puede permitir modificaciones incluso después de haber sido usado. Este tipo de modificaciones permiten cambiar el plazo de los pagos, modificar el día de corte, aumentar el monto del crédito, entre otros tipos de modificaciones las cuales deben de ser vistas con el supervisor de cuenta correspondiente.

El caso contrario son los créditos irrevocables (irrevocable letter of credit) los cuales no pueden ser anulados, y en caso de intentar anularlos, existen penalizaciones por el incumplimiento. Este tipo de créditos sólo expiran al momento que se han cumplido con todos los pagos correspondientes.

Guardado en: credito

Credito automotriz

Comparte esta Imágen! 3 Comentarios »

Los créditos automotrices son una modalidad especial de crédito que busca agilizar la adquisición de un automóvil o vehículos similares al beneficiario. Estos créditos suelen ser otorgados por bancos, así como instituciones especializadas o  bien las mismas agencias automotrices, las cuales solicitan un enganche de alrededor del 30% del valor del vehículo,  y el resto de los pagos se realizan a forma de crédito.

Este tipo de créditos pueden permitir la adquisición de autos, camionetas y/o motocicletas tanto nuevos así como seminuevos. Usualmente estos créditos traen servicios (obligatorios) adicionales como son seguros de vida, seguros de viajero o seguros en caso de robo, lo que finalmente eleva los costos del crédito.

Son créditos a mediano plazo, cuya duración suele ser de dos a cinco años, con tasas de interés que rondan entre el 15% y hasta el 30%, aunque en muchas ocasiones esta tasa se maneja de forma implícita, señalando solamente a cuanto ascenderán los pagos mensuales.

Guardado en: credito

Carta de credito

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Una carta de crédito, también conocido como crédito documentario, es un instrumento el cual emiten las instituciones financieras o similares a un vendedor de bienes o proveedor de servicios en el cual se indica que la institución será quien pague por la mercancía adquirida por un tercero.

El banco, o institución prestamista, se compromete a hacer el pago, pudiendo cobrar la mercancía en una sola exhibición. Se trata de una garantía para la tienda de que la compra a crédito es beneficiosa para ellos, y que está libre de riesgos inclusive si la tercera parte llegara a no pagar.

Este tipo de documentos no son de uso común, de hecho su uso se limita en el comercio internacional cuando se realizan transacciones por un gran valor y las mercancías deben ser transportadas de un país a otro.

Ante una carta de crédito se puede realizar el pago de tres formas distintas:

  • Pago por adelantado. Que representa la forma más segura para el vendedor. En el que se realiza el pago previo al envío de la mercancía.
  • Crédito documentario. El cual se usa un intermediario quien asegura la mercancía y realiza su envío hasta que se confirma que el pago ha sido recibido.
  • Pago directo. Que representa la forma más segura para el comprador. En ésta se realiza el pago al momento de entregar la mercancía.
Guardado en: credito

Cartas de credito

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Las cartas comerciales de crédito son documentos empleados en el comercio internacional, en especial al realizar compras de mercancía y/o servicios por gran valor y se planea hacer el pago de forma diferida. Este tipo de documentos involucran a tres partes, estas son:

Banco Emisor. Quien después de recibir una confirmación por parte del cliente, se compromete y realiza el pago por bienes y/o servicios a un vendedor. Esta institución posteriormente cobrará el saldo a su cliente.

Ordenante/Cliente. Es el interesado en adquirir la mercancía o servicio, recurre a una institución financiera global para facilitar el pago del mismo.

Vendedor. Esta parte es quien provee los bienes o servicios y es el beneficiario de la carta de crédito. La carta de crédito garantiza que recibirá el pago correspondiente incluso si el comprador dejara de pagar.

Las cartas de crédito también se pueden usar en ámbitos locales, y en dado caso se recurre a instituciones financieras nacionales. Se trata de un instrumento que da mayor seguridad a transacciones de alto valor al poner como intermediario a una institución seria y reconocida.

Guardado en: credito