Inicio


articulos

Tipos de tiket

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Un ticket es un anglisismo de uso común en español el cual tiene diferentes definiciones. Por un lado se le puede llamar ticket al boleto que indica la pertenencia de un artículo dentro de un servicio, por ejemplo, en la lavandería se entrega un ticket al propietario de una carga de ropa, o en un estacionamiento se emite un ticket de salida único para cada vehículo.

Un ticket visto desde la economía, es el recibo que indica que se ha pagado un servicio como puede ser la entrada al cine, el transporte en el metro, o un vuelo de avión.

Los tickets, comúnmente tienen validez durante un determinado lapso de tiempo o solo para un evento. La información contenida dentro de un ticket es la siguiente:

  • Nombre de la empresa emisora.
  • Vale “por”. Donde se indica por qué servicio se puede intercambiar el ticket.
  • Vigencia (en caso de aplicar).
  • Precio neto (incluyendo impuestos).
  • Folio.

Se sabe que los tickets se han empleado desde hace mucho tiempo, hay quienes afirman que podrían haber tenido su origen durante la época griega como pases para entrar a las funciones del teatro. Su uso se volvió extensivo para eventos de entretenimiento.

Los tickets adicionalmente pueden ser “libres” o “con lugar reservado” este concepto se usa mucho en conciertos. Por otro lado en los cines se suelen usar tickets “libres” dando la posibilidad de sentarse en cualquier lugar.

Los tickets suelen imprimirse en papel, aunque en fechas recientes se han comenzado a usar tarjetas de plástico las cuales permiten “abonar saldo” y usarse en forma repetidas. Estas tarjetas de plástico asemejan lo que sería una tarjeta de débito, sin estar ligadas a un banco.

Guardado en: articulos, comercio, empresas

Importancia de las acciones

Comparte esta Imágen! 1 Comentario »

Todo acerca de las acciones

La gente considera que es arriesgado invertir en una empresa nueva debido a los riesgos que implica y en repetidas ocasiones prefieren guardar el dinero en el banco que invertirlo. Sin embargo los rendimientos que pueden dar los bancos son muy bajos y por ello es siempre mejor invertir. Incluso las inversiones de más bajo rendimiento pueden dar buenas mejores utilidades que dan en los bancos incluso en corto plazo.

Cada año los miembros de la junta directiva deben decidir que hacer con las ganancias de la empresa, estas se pueden reinvertir, repartir entre los accionistas, distribuir utilidades, pago de dividendos entre otras acciones.

En caso de que la empresa tome sus utilidades y decidas reinvertirlas para hacer crecer a la misma en acciones como contratar personal, aumentar la investigación, etc… es probable que las ganancias aumenten en los próximos años. Este tipo de financiamiento interno es conocido como precio de acción.

En el mercado las acciones tienden a cambiar mucho de precio, aunque en la práctica su valor es como dice el dicho: Solamente vale lo que una persona esté dispuesta a pagar.

Los principales factores que se miran al negociar una acción son tres: perspectivas de ganancias, expectativas de dividendos y la situación financiera. Por otro lado, existen dos términos utilizados en Wall Street para evaluar las acciones: el índice de precio/utilidad, el cual describe la relación entre el precio de la acción y las ganancias por acción en un periodo determinado; y el rendimiento de dividendos, el cual representa el porcentaje de retorno anual que se da en dividendos, se calcula dividiendo las ganancias por dividendos entre el precio por acción.

¿Por qué comprar acciones?

Cada persona decide invertir por sus propias motivaciones, aunque existen tres buenas razones por las cuales comprar acciones:

Para ser propietario de una empresa, el cual es un recurso para hacer compras forzadas, también es importante considerar el factor tiempo y las posibilidades de que la empresa siga creciendo.

Los dividendos son una ganancia considerable. Dependiendo de la empresa, el pago de dividendos puede resultar muy atractivo y significar un ingreso cada determinado tiempo.

Negociando acciones se hace dinero, se aprovechan los cambios de precio de las acciones a corto, mediano y largo plazo para generar ganancias en todo momento. Esto usualmente se hace a través de un portafolio de inversiones en el cual se manejan acciones de diversas empresas.

Por ultimo, el mercado de acciones es diferente para cada persona por que una persona de edad lo que busca es el rendimiento bajo pero seguro; en una persona joven los objetivos son diferentes. Cualquiera sea el caso, es importante para un inversionista utilizar en el mercado de acciones un capital del cual pueda disponer en forma segura, para identificar un objetivo de la inversión y para saber que se debe esperar de cada peso invertido cómo función Wall Street.

¿Cómo funciona Wall Street?

Wall Street es el centro financiero más grande del mundo y quizás la calle más famosa que existe. Se trata de un centro financiero ubicado en la ciudad de Nueva york en donde los comerciantes, agentes y clientes de las finanzas se encuentran para comprar y vender acciones y bonos.

Esta vigilada por la Comisión de Valores e Wntercambio (Securities and Exchange Comision, SEC por sus siglas en inglés). Wall Street está conformada por las bolsas más importantes en Estados Unidos, entre las cuales destacan: La Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE), la Bolsa Americana de Valores (AMEX) y otras bolsas de menor tamaño.

Wall Street cuenta con diversas funciones: ser tanto un mercado primario como secundario de instrumentos de inversión. En el mercado primario las empresas pueden vender acciones y bonos directamente al público inversionista. Después de que existe un número de acciones o bonos circulando, algunos inversionistas pueden optar por vender acciones y bonos en lo que es conocido como el mercado secundario y en donde los precios son establecidos por la ley de la oferta y la demanda.

Wall Street es un mercado a donde la gente va a hacer dinero y en proporciones inmensas. Se convirtió en el centro de mayor actividad comercial debido a su conexión entre los muelles más importantes de las 13 colonias.

En sus principios el mercado de acciones no contaba con el avanzado sistema de información que lo caracteriza hoy en día, en su lugar los inversionistas indicaban sus intereses de adquirir acciones en los boletines de cafeterías o anuncios de la prensa.  Después fue cuando las empresas de Wall Streer decidieron empezar a organizar subastas de acciones y bonos en eventos a los cuales eran invitados los líderes económicos de la comunidad y las cercanías.

Las subastas en aquel entonces se realizaban a mediodía y se asistían de agentes quienes realizaban los traspasos necesarios. Había quienes acudían a las subastas y adquirían grandes lotes para después revender acciones, lo que sería el inicio del mercado secundario de acciones y bonos.

Por otro lado, hacia 1792 un grupo de empresarios (24 en total) decidieron llegar a un acuerdo en el que tendría intercambios comerciales a través de papeles entre ellos mismos. Esto con el fin de disminuir las comisiones y evitar otras subastas, ellos fueron los iniciadores de lo que hoy en día es el NYSE (bolsa de Nueva York). Sólo se podrían negociar documentos entre los miembros, cuya membresía tenía un costo de 400 dólares.

Hacia 1850 con el descubrimiento de vetas de oro en el Oeste de Estados Unidos y la subsecuente fiebre del oro, las acciones de las mineras y los ferrocarriles se volvieron muy populares e incluso se empezaron a negociar acciones de estas empresas en las calles de las ciudades. A este tipo de corredores se les empezó a llamar “Corredores de acera”, después tomarían más forma y organizarían las subastas en oficinas en donde a gritos y señas empezarían a comunicar rápidamente el precio y volumen de cada lote de acción que empezaba a ser ofertado. Esta Bolsa se convertiría en la Bolsa Americana de Valores.

Mercado primario

Mercado de inversión en donde las empresas venden directamente sus acciones, indicando un monto a ofertar y el precio por acción. Por lo general suelen ser los precios más bajos en el mercado.

Las compras por lotes suelen ser más económicas, y por ello en ocasiones es mejor recurrir a clubes de inversión o bancos quienes tienen la facultad económica para comprar lotes de gran tamaño y después revender las acciones a sus socios. Los precios de las acciones sólo son fijado al momento de la OPI (cuando una empresa entra al mercado) de allí en adelante el precio de las acciones siempre estará sujeto a la ley de la oferta y la demanda.

Mercado secundario

Una vez que estas acciones se han puesto en circulación pueden pasar a ser negociadas dentro del mercado secundario. En ella participan corredores e inversionistas quienes pueden trabajar de forma independiente o estar afiliados a una empresa o sociedad de inversión.

Las firmas de corretaje, también conocidas como casas de corretaje, son los principales actores en el mercado secundario. Éstas realizan compras y ventas en representación de una cartera de clientes quienes les proporcionan el dinero y ellos sólo hacen la toma de decisiones.

Cabe señalar que el número de participantes dentro de la bolsa es limitado, y para poder entrar se debe ser miembro. En caso de no ser miembro se puede invertir en acciones a través de casas inscritas a la bolsa en lo que sería llamado un mercado terciario.

Actualmente una empresa puede inscribirse en más de una bolsa al mismo tiempo, pudiendo en caso de tener la capacidad, inscribirse hasta en las 10 principales bolsas del mundo.

¿Quiénes compran acciones?

Las acciones son adquiridas por dos tipos de personas: de forma individual o por instituciones. Algunos estudios señalan que los accionistas en promedio cuentan con una edad de 50 años, poseen un título de educación universitaria, y un trabajo profesional. Un detalle curioso es que existen más mujeres inversionistas que hombres.

Hoy en día existen muchas más instituciones que invierten que personas físicas. Los principales tipos de institución incluyen: fondos de pensiones, casas de inversión, fundaciones de seguros y bancos mutualistas, entre otros.

 

Guardado en: articulos, bolsa, inversiones

Caracteristicas de las compañias

Comparte esta Imágen! 1 Comentario »

Características de una compañía

¿Qué es lo que hace grande a una empresa? ¿Qué la identifica por sobre todas las demás? Se trata de una pregunta sencilla, pero cuya respuesta no es corta y de hecho puede haber respuestas muy diferentes, todo dependerá de qué es lo queramos ver en una compañía.

Empezaremos por los recursos financieros de las empresas. En base a ellos, la compañía puede determinar que funciones en el mercado manejar, y cuales son mejor delegarlas a intermediarios. No es conveniente que una empresa intente acaparar toda la línea de producción, y es por ello que en ocasiones busca outsourcing o se asocia con proveedores.

Dentro de los aspectos financieros también podemos ver la infraestructura con la que cuenta, puntos de venta, tiendas que venden sus productos, maquinaria con la que cuenta, sistemas de transporte que usa, en fin, todas las funciones que una empresa decide elegir en base a la cantidad de presupuesto con que cuenta.

Por otro lado podemos ver las características ambientales de las empresas. Se trata de un detalle que en la última década ha cobrado mucha importancia, y que los consumidores buscan cada vez con más ansias. ¿Los procesos de la compañía son ecológicos? ¿Son sustentables? ¿Cuenta con programas que busquen proteger la ecología?

Indudablemente tener políticas ecológicas no genera más ganancias, pero es cada día más un “plus” a una empresa, ya que muestra que no sólo el dinero es su interés.

Podemos medir de una forma objetiva la presencia en el mercado. Es decir, qué tanto del mercado regional le pertenece a una empresa. Esta característica es muy interesante, ya que muchos países buscan evitar los monopolios, y fomentar la competencia; pero si una empresa se consolida como la mejor ¿Acaso es importante hacerle competencia?

Se trata de una característica difícil de discutir, hay quienes dicen que una empresa que alcanza el monopolio es digna de ser un ejemplo. Mientras que hay quienes las acusan de manipular siempre el mercado.

Podemos medir a una compañía por sus clientes, uno de las mayores ambiciones de toda empresa es poder tener un cliente leal, y para lograrlo, hay que siempre satisfacerlo. Si una empresa logra “enamorar” a su cliente, este seguirá consumiendo de ella e incluso la recomendará.

Y entonces ¿Qué hace grande a una empresa? La suma de muchas características.

Guardado en: articulos, comercio, empresas

Negociacion e inversion

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Inversión y negociación

Dijo Bernard M. Barunch una vez “No existe una inversión que no involucre algún riesgo y que no sea parecido a una apuesta”. En esas sabias palabras se puede resumir lo que es objetivamente invertir.

Invertir involucra muchas cosas: plantear objetivos, visualizar expectativas, considerar riesgos, medir rentabilidades y enfocarse en los mercados existentes para finalmente descubrir oportunidades de inversión. Hoy en día los asesores financieros recomiendan no invertir en instrumentos de riesgo salvo que ese dinero no sea prescindible a mediano y/o largo plazo, es decir, no es recomendable invertir si no se tienen todas nuestras necesidades cubiertas.

Hay que considerar que sin importar el periodo de inversión, hay que tener asegurado cosas imprescindibles como la vivienda, la educación y la jubilación antes de empezar a invertir. Cualquier dinero excedente puede, y es recomendable, invertirlo para incrementarlo y que no sea capital ocioso.

Si nuestras inversiones son inteligentes, nos pueden proveer de una gran tranquilidad, pues se reflejará en un ingreso extra a lo largo de todo el año. Para invertir es importante tener en cuenta que se requiere de tiempo y de esfuerzo, aunque en caso de no contar con ellos o preferir no dedicarse de lleno, siempre se puede recurrir a las Casas de inversión o a los asesores de inversión quienes a cambio de una comisión sobre nuestras ganancias, administrarán nuestro dinero.

Para elegir un buen corredor, este debe de contar con tres características: Experiencia, personalidad y reputación. Así podremos estar seguros de que nuestro dinero está en buenas manos. La selección de a quién elegir se debe de realizar a través de entrevistas personales.

Hay que siempre mantenerse en contacto con el asesor, para comunicar cuáles son nuestros deseos e intereses, y siempre mantener un seguimiento a la calidad de nuestra inversión: nosotros ponemos el dinero y ellos ponen el talento.

Al corredor, o asesor financiero, se le prohíbe en todo momento presentar información falsa: decir ganancias mayores a las que se podrán alcanzar, o negar el hecho de que puede haber pérdidas. Por otro lado los asesores no son partícipes de las utilidades ni de las pérdidas que se puedan tener, sólo es dueño de la comisión que se haya fijado previo a un contrato. Claro está, al corredor le interesará que tú ganes, ya que las comisiones son fijadas como un porcentaje de las ganancias que él mismo genere.

Finalmente queda señalar que la clave del éxito está en dos factores: encontrar un buen corredor de bolsa, y mantener una comunicación constante y efectiva.

Guardado en: articulos, bolsa, inversiones