Inicio


Negociacion e inversion

Comparte esta Imágen! 0 Comentarios »

Inversión y negociación

Dijo Bernard M. Barunch una vez “No existe una inversión que no involucre algún riesgo y que no sea parecido a una apuesta”. En esas sabias palabras se puede resumir lo que es objetivamente invertir.

Invertir involucra muchas cosas: plantear objetivos, visualizar expectativas, considerar riesgos, medir rentabilidades y enfocarse en los mercados existentes para finalmente descubrir oportunidades de inversión. Hoy en día los asesores financieros recomiendan no invertir en instrumentos de riesgo salvo que ese dinero no sea prescindible a mediano y/o largo plazo, es decir, no es recomendable invertir si no se tienen todas nuestras necesidades cubiertas.

Hay que considerar que sin importar el periodo de inversión, hay que tener asegurado cosas imprescindibles como la vivienda, la educación y la jubilación antes de empezar a invertir. Cualquier dinero excedente puede, y es recomendable, invertirlo para incrementarlo y que no sea capital ocioso.

Si nuestras inversiones son inteligentes, nos pueden proveer de una gran tranquilidad, pues se reflejará en un ingreso extra a lo largo de todo el año. Para invertir es importante tener en cuenta que se requiere de tiempo y de esfuerzo, aunque en caso de no contar con ellos o preferir no dedicarse de lleno, siempre se puede recurrir a las Casas de inversión o a los asesores de inversión quienes a cambio de una comisión sobre nuestras ganancias, administrarán nuestro dinero.

Para elegir un buen corredor, este debe de contar con tres características: Experiencia, personalidad y reputación. Así podremos estar seguros de que nuestro dinero está en buenas manos. La selección de a quién elegir se debe de realizar a través de entrevistas personales.

Hay que siempre mantenerse en contacto con el asesor, para comunicar cuáles son nuestros deseos e intereses, y siempre mantener un seguimiento a la calidad de nuestra inversión: nosotros ponemos el dinero y ellos ponen el talento.

Al corredor, o asesor financiero, se le prohíbe en todo momento presentar información falsa: decir ganancias mayores a las que se podrán alcanzar, o negar el hecho de que puede haber pérdidas. Por otro lado los asesores no son partícipes de las utilidades ni de las pérdidas que se puedan tener, sólo es dueño de la comisión que se haya fijado previo a un contrato. Claro está, al corredor le interesará que tú ganes, ya que las comisiones son fijadas como un porcentaje de las ganancias que él mismo genere.

Finalmente queda señalar que la clave del éxito está en dos factores: encontrar un buen corredor de bolsa, y mantener una comunicación constante y efectiva.

Deja tu Comentario
*No Abuses de los Emoticones, no llenes tu comentario de estos.
*Tu comentario sera visible despues de ser aprobado.
*No seran publicados comentarios que contengan ofensas o SPAM
*Quieres que en la imagen de tu comentario salga tu foto o imágen? Leé este Articulo.
Tu Comentario: